Molotov

(Viacheslav Mijailóvich Scriabin) Dirigente de la Unión Soviética (Kukarka, Rusia, 1890 - Moscú, 1986). A pesar de que procedía de un medio acomodado, pasó muy joven del movimiento estudiantil a la militancia bolchevique, entrando en el partido de Lenin en 1906. Desde 1912 trabajó en el periódico de los bolcheviques (Pravda) y empezó a vincularse políticamente a Stalin (de esa época de lucha revolucionaria data su apelativo de Molotov, que significa martillo).


Viacheslav Molotov

Tras la Revolución de 1917, fue ascendiendo cargos en el régimen comunista, sobre todo desde el acceso de Stalin al poder: miembro del Comité Central del Partido Comunista desde 1921, entró en el Politburó (1926) y fue presidente de la Internacional Comunista (1929), presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo o gobierno soviético (1930-41) y ministro de Asuntos Exteriores (1939-49).

Desde este último cargo dirigió tres giros diplomáticos radicales impuestos por criterios de realismo político: primero firmó un pacto de no agresión con la Alemania nazi (el Pacto Ribbentrop-Molotov de 1939); cuando Hitler atacó a la Unión Soviética, organizó la alianza con Estados Unidos y Gran Bretaña en el marco de la Segunda Guerra Mundial (1939-45); y, una vez derrotada Alemania, reorientó la política exterior soviética hacia la confrontación con el bloque occidental en los inicios de la «guerra fría».

Al morir Stalin, fue nombrado de nuevo ministro de Exteriores (1953-56), formando parte del grupo de dirigentes continuistas que permanecieron en el poder hasta ser desplazados por los reformistas de Jruschov en 1957. Acusado por éstos de pertenecer al llamado «grupo antipartido», fue destituido de sus cargos en el Presídium y el Comité Central (1957), confinado en Asia central (1960) y expulsado del partido (1964). No fue rehabilitado hasta veinte años después.