Gustavo Rojas Pinilla

(Tunja, 1900 - Melgar, 1975) Militar y político colombiano, presidente de Colombia entre 1953 y 1957. Inició su carrera militar en la Escuela de Cadetes de Bogotá en 1917. Luego viajaría a Estados Unidos, donde obtuvo el título de ingeniero civil en 1927.

Posteriormente participó en la guerra contra Perú y se enroló en las tropas que las Naciones Unidas enviaron a la guerra de Corea. En octubre de 1952 regresó al país y fue nombrado ministro de Comunicaciones durante el gobierno de Mariano Ospina Pérez. En el gobierno de Roberto Urdaneta, fue designado general de las Fuerzas Armadas.

En 1953 asumió la presidencia de la República tras deponer del mando a Laureano Gómez, hecho que fue recibido con el beneplácito de amplios sectores del país. El propósito central de Rojas fue lograr la pacificación y el restablecimiento de las instituciones democráticas. Para ello propuso conceder la amnistía a los combatientes guerrilleros, la reconstrucción económica de las zonas afectadas por la violencia y la creación de un gobierno cívico-militar. Pero Rojas declaró fuera de la ley a los comunistas y mantuvo a distancia a los liberales, excluyendo del Gabinete a los laureanistas.

Estableció un impuesto sobre los ingresos y sobre el patrimonio golpeando a los sectores más ricos de la sociedad. Para facilitar el manejo de las licencias de importación creó dos bancos públicos, medidas que los bancos privados consideraron como «competencia desleal». Todo ello aumentó la oposición y el descontento frente al gobierno que el régimen intentó contrarrestar con la creación de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) y el Movimiento de Acción Nacional (MAN), pero muy pronto fracasaron y se disolvieron.

Rojas fundó el Banco Cafetero, capitalizó la Caja Agraria y estableció el Instituto de Fomento Tabacalero. Impulsó las vías de comunicación, en particular el ferrocarril del Atlántico, la construcción del aeropuerto internacional de El Dorado en Bogotá, el de Barrancabermeja y otros cuarenta aeródromos en todo el país. En 1954 creó el Banco Popular y el Instituto Nacional de Abastecimiento (INA). En 1954, al cumplirse el primer aniversario del gobierno militar, se inauguró la Televisora Nacional.

En 1957 la oposición al régimen alcanzó su mayor intensidad. Rojas, para mantenerse en el poder, acudió a la Asamblea Nacional Constituyente -de su confianza y manejo-, que prolongó su cargo de presidente hasta 1962. En respuesta, el Frente Cívico presentó su propio candidato, al que el gobierno intentó detener. Entre tanto, Alberto Lleras, del Partido liberal, y Laureano Gómez, del Partido Conservador, establecieron las bases de un acuerdo bipartidista de alternancia del poder, conocido como el Frente Nacional.

El 10 de mayo de ese año se produjo un paro nacional contra Rojas, organizado por la burguesía y los partidos liberal y conservador, con participación de los estudiantes y los sindicatos. Rojas presentó la renuncia a su cargo en favor de una junta militar. La transición fue pacífica. De esta manera se abría paso la propuesta de reconciliación política partidista que se iniciaría al año siguiente con el Frente Nacional.