Andrés Santa Cruz

(Huarina, La Paz, 1792 - Saint-Nazaire , Francia, 1865) Caudillo boliviano que fue presidente de Perú (1826-27) y de Bolivia (1829-39). Andrés Santa Cruz es especialmente recordado como fundador de la Confederación Peruano-Boliviana (1836-39).

Era hijo el español José Santa Cruz y Villavicencio y de doña Juana Basilia Calahumana, hija del cacique de Huarina y descendiente de los Incas. Realizó sus estudios en el Colegio Franciscano de La Paz y, más tarde, en el Seminario Conciliar del Cusco, institución en la que tuvo de compañero de estudios al que sería el general peruano Agustín Gamarra.

Se incorporó al ejército español en el mismo regimiento que comandaba su padre, que le concedió el grado de alférez. Luego, pasó a revistar bajo las órdenes del brigadier José Manuel de Goyeneche con el rango de ayudante de campo.

Como miembro de las tropas españolas combatió a los ejércitos patriotas en las batallas de Potosí, Sipe Sipe, Viloma y Cinti, y en 1816 se le concedió el grado de teniente coronel. En el combate de La Tablada, en Tarija, cayó prisionero de los ejércitos independentistas y fue trasladado a Buenos Aires, desde donde huyó a Lima para reincorporarse al ejército español, y nuevamente fue hecho prisionero por el ejército argentino en la batalla de Cerro de Pasco.

Durante su cautiverio, Santa Cruz tuvo la oportunidad de reflexionar sobre su incómoda situación. En 1821 decidió sumarse al ejército comandado por el general José de San Martín que luchaba en el Perú, en el que fue admitido con su rango de teniente coronel. Tras la victoria de Otuste, marchó a Ecuador y se sumó a las tropas del general Sucre, que lo ascendió a general de brigada.

Por su actuación en la batalla de Zepita, el Congreso peruano le concedió el rango de gran mariscal del Perú, honor no alcanzado por ningún otro boliviano. Fue prefecto de La Paz y en 1826 presidente del Perú. Gobernó esa nación entre 1826 y 1827, y tras dejar el cargo pasó a Chile como ministro plenipotenciario de Bolivia.

Fue elegido presidente de Bolivia en 1829, y gobernó durante una década. Como primer mandatario, Andrés Santa Cruz fue un trabajador incansable, cuya prioridad era la organización del país. A este fin, convocó una Asamblea Constituyente que le eligió presidente constitucional y, asimismo, aprobó la segunda Constitución del país y puso en vigencia los códigos Civil, Mercantil, Penal, de Procedimientos y de Minas. También creó la universidad de San Andrés de La Paz y la universidad de San Simón de Cochabamba.

Su gran sueño, la Confederación Peruano-Boliviana, adquirió consistencia cuando fue llamado por el gobierno peruano para pacificar la nación, víctima de la anarquía. Tras varios éxitos militares contra las fuerzas que dividían el Perú, logró crear el Estado Nor Peruano y, más tarde, el Estado Sud Peruano, que junto con Bolivia integraban la Confederación Peruano-Boliviana.

La Confederación debió enfrentar desde su nacimiento la oposición de Chile y Argentina, a la que más tarde se sumaron los enemigos internos. Chile declaró la guerra a la Confederación, que culminó con su derrota en la batalla de Yungay, en 1839. Andrés Santa Cruz renunció a la presidencia tras el derrumbe de la Confederación y se trasladó a Ecuador. Intentó regresar a Bolivia y los chilenos lo hicieron prisionero, recluyéndolo en Chillán durante dos años, hasta que finalmente un convenio entre los gobiernos chileno y boliviano facilitaron su marcha a Europa.

Con residencia en Francia, ejerció con notable solvencia como ministro plenipotenciario del gobierno Belzu ante los de Reino Unido, Francia, España y Bélgica. Tras un fallido intento de regresar a su patria, murió cerca de Nantes, Francia, en 1865, desde donde el gobierno boliviano, al cumplirse el centenario de su muerte, repatrió sus restos, que actualmente descansan en un mausoleo de la capilla de la catedral de La Paz.