Alejandro Magno

 
En la India. Persiguiendo a Darío, llegó hasta Ecbatana y, enterado de que Darío había sido asesinado, Alejandro se consideró el sucesor de la dinastía irania (330 a.C.). La actividad y el genio de Alejandro no conocían obstáculos. Recorrió la Bactriana y Sogdiana, atravesó el río Yaxartes (límite del antiguo Imperio persa) y llegó a la India. Allí, pese a lograr algunos apoyos, hubo de enfrentarse al rey Poros, al que derrotó. Tras ello, Alejandro siguió avanzando hasta el río Hifasis, punto en el que sus tropas se negaron a continuar. En la imagen, Alejandro y Poros (1673), de Charles Le Brun. El rey Poros, herido, es capturado y llevado ante Alejandro (a caballo).

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información