Alejandro Magno

 
La batalla de Gaugamela. La situación estaba lo suficientemente madura para llegar hasta el corazón del Imperio persa. Darío III intentó detener la ofensiva de Alejandro y forzó el encuentro en Gaugamela (331 a.C.), en la que sería la tercera y última batalla decisiva. Una vez más, Darío fue derrotado: era el fin de su imperio. Con ello Mesopotamia caía también en manos de Alejandro. El macedonio ocupó Babilonia, Susa y las capitales persas; Persépolis fue incendiada. En la imagen, Entrada de Alejandro en Babilonia (1664), de Charles Le Brun.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies y los anuncios personalizados Entendido Más información