Kurt Lewin

(Mogilno, 1890 - Newtonville, 1947) Psicosociólogo estadounidense de origen alemán. Después de realizar sus estudios en Berlín se trasladó a EE UU, donde llevó a cabo diversas investigaciones sobre el comportamiento. Especializado en la dinámica de grupo, afirmó que la conducta del individuo está determinada por el conjunto del sujeto y su ambiente y tiende a restablecer el equilibrio entre ambos, con objeto de eliminar las tensiones. Destacan sus obras Una teoría dinámica de la personalidad (1935) y Resolución de conflictos sociales (1948).

Tras estudiar en Friburgo y en Múnich, se doctoró en 1914 en filosofía en la Universidad de Berlín, donde prosiguió su carrera académica, primero como profesor auxiliar y más tarde como profesor de psicología, hasta 1932, año en el que fue obligado a abandonar Alemania por motivos raciales. Se estableció en Estados Unidos, donde trabajó en las universidades de Stanford y de Cornell como profesor visitante. Más tarde impartió clases de psicología infantil en la Child Welfare Research Station de la Universidad de Iowa (1935). En 1945 fundó el Research Center for Group Dinamics en el Massachusetts Institute of Technology.


Kurt Lewin

Su actividad científica se divide en dos períodos. El primero, transcurrido en Alemania, se caracteriza fundamentalmente por el estudio de los problemas de psicología individual y epistemología, en obras como Der Begriff der Genese in Physik, Biologie und Entwicklungsgeschichte (1922) y Gesetz und Experiment in der Psychologie (1927). Estos estudios estaban dedicados a los procesos cognitivos, la dinámica de las motivaciones y las emociones, la crítica al principio explicativo de los procesos del pensamiento y los procesos interpersonales de recompensa, castigo, conflicto e influencia social.

En el segundo período, el período americano, el autor llevó a cabo investigaciones sobre los fenómenos de grupo, como la "leadership", el clima social y los valores de grupo, en estudios como La teoría del campo en la ciencia social (Field Theory in Social Science, 1939-1947). También dedicó una atención especial al examen de las restricciones sociales impuestas a los grupos por la tecnología, las leyes y la política. Su trabajo sobre la teoría de campo ha sido muy útil para el estudio experimental de la conducta humana en una situación social. El postulado fundamental de Lewin es el de que cada proceso psicológico debe considerarse a la luz del conjunto de factores que actúan en él. Lewin acuñó el concepto "dinámica de grupo" para designar el conjunto de interacciones personales que tienen lugar en el grupo. A partir de Lewin, el estudio de los comportamientos psicosociales del grupo pasó de lo descriptivo a lo experimental.

A pesar de la evolución de sus temas de estudio, siguió defendiendo la hipótesis teórica que consideraba indispensable: la superación de los límites tradicionales de las ciencias sociales para representar e interpretar plenamente la complejidad de las situaciones reales. Definió la teoría subyacente a este acercamiento interdisciplinar a la realidad psicológica y social como "teoría dinámica", "psicología topológica" o "teoría del campo" en Principles of Topological Psychology (1936).

La "teoría del campo", definido como "la totalidad de los hechos coexistentes que son concebidos como mutuamente independientes", no constituye un nuevo sistema psicológico limitado a un contenido específico, sino un conjunto de conceptos mediante los cuales se puede representar la realidad psicológica. Los conceptos de la teoría del campo serían lo bastante amplios para poder aplicarse a cualquier tipo de comportamiento, y lo bastante específicos como para representar de forma precisa a una persona concreta en una situación determinada.

Las características fundamentales de la teoría del campo se resumen en los siguientes puntos: el comportamiento es una función del campo existente en el momento en el que se da ese comportamiento; el análisis del comportamiento empieza con el examen de la situación considerada en su totalidad; una persona concreta en una situación concreta puede ser representada gracias a los conceptos de la topología. En resumen, la teoría del campo afirma que los acontecimientos están determinados por fuerzas que actúan a distancia. La teoría del campo, además, proporciona un método para analizar relaciones causales y construir conceptos científicos, es decir, es una verdadera metateoría. Al mismo tiempo, es un sistema para describir e interpretar los fenómenos psicológicos y sociales, desarrollado a través de la investigación empírica.

Uno de los conceptos centrales y más conocidos de este sistema conceptual es el "espacio vital", definido como "el conjunto de los acontecimientos o hechos que determinan el comportamiento de un individuo concreto en un momento dado". El "espacio vital" representa "la totalidad de la realidad psicológica" y contiene todos los hechos posibles que determinan el comportamiento de un individuo. Abarca y expresa todo lo necesario para describir el comportamiento de un determinado ser humano en un ambiente psicológico y en un momento concretos. En este sentido, el comportamiento es una función del espacio vital. El "principio de lo concreto", que deriva directamente del concepto de espacio vital, manifiesta que "sólo lo que es concreto puede producir efectos" e indica que el "proceso causal" es un proceso que se desarrolla "aquí y ahora". "Como el pasado y el futuro no existen en el momento actual, no pueden tener efectos en el presente."

El espacio vital incluye dos principales componentes: la persona y el ambiente psicológico. Es posible describir los deseos de la persona como "valores" representados mediante vectores, que indican la fuerza de atracción o de repulsión ejercidas por un objeto determinado sobre el organismo. Un objeto deseado tendrá para la persona un valor positivo, mientras que un objeto no deseado tendrá un valor negativo. Los conceptos que se refieren a procesos psicológicos y sociales del espacio vital se dividen en "conceptos estructurales" (los que se refieren a la adecuación recíproca de las partes al espacio vital) y "conceptos dinámicos" (que se refieren a las reacciones frente al cambio). Las estructuras básicas del espacio vital son las regiones y los nudos, y a partir de ellos se explican los grados de diferenciación, centralidad y distancia psicológica. Los principales procesos dinámicos son la interdependencia, la tensión, la fuerza y el campo de fuerzas, el equilibrio y el poder.

Lewin introduce, además, dos dimensiones en el espacio vital: una dimensión vertical (grados o niveles de realidad) y una dimensión horizontal (perspectiva temporal). Sus estudios tienden a demostrar que los procesos psicológicos varían según los diversos niveles de realidad. En sus primeras contribuciones a la psicología social, se había limitado a tratar las relaciones interpersonales como hechos sociales en el espacio vital de cada individuo. Posteriormente, elaboró el concepto de "espacio social" y "campo social", en el que los hechos sociales, económicos, políticos y físicos tienen una realidad objetiva o por lo menos intersubjetiva; estas ideas se hallan en Resolución de conflictos sociales. Páginas escogidas acerca de la dinámica de grupo, serie de ensayos publicados entre 1935 y 1946 y reunidos póstumamente en 1948.

Para Lewin, el "espacio social" es una realidad tan objetiva como el espacio físico: deriva de ello su confianza en la aplicación del método experimental a los fenómenos de grupo y en la constitución de una auténtica "tecnología" social que permita cambiar la estructura de los grupos e, incluso, de toda una cultura. La primera parte de esta obra, que concierne de una manera particular a los cambios culturales, está dedicada a describir las diferencias entre la cultura alemana y la americana. Estos ensayos fueron escritos antes y durante la segunda guerra mundial, hecho que determina el principal interrogante al que Lewin procura dar respuesta: ¿cómo "cambiar" a los alemanes una vez terminada la guerra? ¿Cómo hacerlos pasar, sin emplear sistemas autoritarios, de la cultura autocrática a la democrática de los americanos? Lewin, que considera la cultura como un equilibrio dinámico entre tendencias, piensa que para transformar los rasgos, solidarios entre sí, de una cultura, hay que apoyarse en los jefes ("leadership"), en la parte del grupo con "poder". Sólo un líder democrático está en condiciones de educar a los demás en la democracia. En efecto, Lewin comparte por completo la ideología y los valores del país que lo acogió, lo cual significa que cree que la democracia "funciona mejor", aun cuando no crea que los grupos tiendan espontáneamente hacia la democracia.

La segunda parte trata sobre los conflictos existentes en los pequeños grupos, ejemplificados por una comparación entre grupos de muchachos dirigidos mediante sistemas diversos; por la descripción del fondo psicosocial del conflicto en el matrimonio; y por el análisis de las relaciones entre "perspectiva temporal" (o sea las esperanzas y los intereses de individuos y grupos), y "estado anímico". El último capítulo de esta parte describe la manera en que se resolvió un conflicto crónico en una fábrica, poniendo de manifiesto que el cambio de percepción respecto a un determinado problema puede cambiar las relaciones entre los miembros del grupo y, en este caso, aumentar consecuentemente la producción.

La tercera parte se ocupa principalmente de los problemas piscosociológicos de la minoría judía en el mundo. Lewin, que analiza el fondo psicosocial de la educación del niño judío, el odio difuso de los judíos por sí mismos, y la duda, frecuente en ellos, sobre la propia pertenencia de grupo, demuestra que la fuerza de la situación conflictiva aumenta precisamente cuando disminuyen las fronteras entre grupo minoritario (judíos) y grupo dominante, mucho más extenso; conclusión que le permite romper una lanza en favor de las tesis sionistas, o sea, de la necesidad, para los judíos, de vivir en un contexto social en el que ellos no estén marginados.