Tomás Cipriano de Mosquera

Independentista y político colombiano (Popayán, 1798 - 1878). Ingresó en 1813 en las filas del ejército patriota comandado por Antonio Nariño. En 1824 combatió en defensa de la República en el sur del país contra Agustín Agualongo, indígena representante de las armas del Rey. Identificado con el proyecto político de Bolívar de realizar la unidad americana, luchó en sus filas y fue defensor del centralismo en oposición al federalismo. En 1840, durante el gobierno de José Ignacio de Márquez, fue nombrado secretario de Guerra.


Tomás Cipriano de Mosquera

De 1845 a 1849 ocupó, por primera vez, la presidencia de la República. Durante su mandato promovió una economía exportadora, transformando la industria estatal del tabaco de un monopolio a una empresa para la exportación controlada por la inversión privada. Reorganizó el sistema monetario e introdujo el sistema métrico de pesas y medidas. Intensificó la parcelación de tierras comunales de los indígenas. Regularizó la navegación a vapor a través del río Magdalena, y comenzó la construcción de un ferrocarril en el istmo de Panamá.

Organizó la nomenclatura urbana de Bogotá y el estudio cartográfico del país con la contratación de la Comisión Corográfica, primera expedición de reconocimiento del territorio nacional. Inició la construcción del Capitolio nacional.

Entre 1855 y 1857 formó parte del Congreso, siendo elegido un año más tarde gobernador del Estado del Cauca. En 1860, Mosquera declaró la separación del Estado del Cauca de la Confederación Granadina, desatándose una guerra civil que se prolongaría hasta 1862. Tras la derrota del presidente Mariano Ospina Rodríguez, asumió el poder como presidente de la Unión, permaneciendo al frente de la presidencia desde julio de 1861 hasta febrero de 1863.

Durante este periodo decretó la desamortización de bienes de manos muertas y expulsó a la Compañía de Jesús del territorio colombiano. En la Convención de Rionegro de 1863 resultó elegido presidente de los Estados Unidos de Colombia, cargo que desempeñó hasta abril de 1864. El triunfo en las elecciones de 1866 le proporcionaría su cuarta y última presidencia.

Ante la oposición del Congreso decretó su clausura, proclamándose dictador en abril de 1867; pero un mes más tarde, el triunfo de una conspiración en su contra provocó su detención y posterior destierro. En 1871 regresó al país, siendo elegido presidente del Estado Soberano del Cauca, a cuyo frente permaneció hasta 1873. En 1876 se presentó al Senado por el Estado del Cauca.