Alfred Rosenberg

(1893-1946) Político y filósofo alemán, nacido en Tallinn (Estonia) y fallecido en Nuremberg. Estudió arquitectura en Riga y Moscú, y se graduó en enero de 1918. Testigo directo de la revolución bolchevique, su fuerte pensamiento antisemita le hizo desembocar en un violento antibolcheviquismo. En 1919 conoció a Hitler y a Ernst Röhm, y se afilió al recién creado Partido Nacionalsocialista.

A partir de entonces comenzó realmente su andadura política. Ya como redactor del periódico Völkischer Beobachter, tomó parte en el Pustch de 1923, y llegó a encabezar al grupo de teóricos nazis, gracias a la publicación de El mito del siglo XX (1930), obra en la que expone su concepción de «la pureza racial de Alemania». En 1933 pasó a ser jefe del servicio de Asuntos Extranjeros del Partido, cargo que le dio el poder necesario para entregarse al saqueo de museos, bibliotecas y obras de arte pertenecientes a la población judía desde la más absoluta impunidad. En 1934 pasó a dirigir la educación ideológica del partido.

Durante la II Guerra Mundial colaboró en el plan de invasión de Noruega, organizó el despojo de los tesoros de arte europeos y fue ministro de los Territorios Ocupados del Este (1941-45). Como tal ordenó la deportación y la ejecución de millones de personas con la intención de proceder a la germanización de Ucrania. Juzgado como criminal de guerra en Nuremberg y declarado culpable, fue condenado en 1945 y ejecutado en la horca en 1946.