Roberto Viola

(Buenos Aires, 1926 - 1994) Militar y político argentino, presidente de la República en 1981. En 1942 ingresó en el Colegio Militar de la Nación y en 1958 estuvo destinado en la Subsecretaría de Guerra. Cuando el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 derrocó a la presidenta María Estela Martínez de Perón, Viola tenía el rango de teniente-general y era jefe del Estado Mayor del Ejército. El 30 de julio de 1978 sustituyó al general Jorge Rafael Videla como comandante del Ejército de Tierra y jefe de la segunda Junta Militar.

En diciembre de 1979 pasó a situación de retiro y abandonó la Junta y la comandancia del Ejército, pero el 29 de marzo de 1981 fue el elegido para reemplazar a Videla en la presidencia de la República. Viola pareció más preocupado que su predecesor en mejorar la imagen internacional de la Junta Militar argentina. Quizás esta actitud, entendida como un presunto amago de liberalización de los férreos controles de la dictadura, habría tenido que ver con su cese el 11 de diciembre de 1981, oficialmente justificado por "razones de salud". El general Leopoldo Galtieri, quien ya le había sustituido al frente de la Junta en 1979, se hizo cargo de la presidencia.

Viola, como los demás jefes militares del período 1976-1983, fue procesado por sus responsabilidades en la vulneración de los derechos humanos. En concreto, fue acusado de 152 secuestros, 105 delitos de falsedad ideológica, 49 casos de torturas, 32 reducciones a la servidumbre, 17 robos con agravio, 1 caso de usurpación de poder y 1 caso de sustracción de menores de edad. El tribunal civil que lo juzgó le halló culpable y le condenó a 17 años de prisión el 9 de diciembre de 1985. Llevaba cumplidos cuatro años de esta pena cuando el 30 de diciembre de 1990 fue indultado por el presidente Carlos Menem y acto seguido puesto en libertad.