Adolf Hitler

 
Con Mussolini. ¿Quién fue realmente Adolf Hitler? ¿Un loco perverso, un espíritu delirante, un megalómano insaciable o una simple víctima de los acontecimientos? A mediados de los años setenta, un profesor universitario estadounidense realizó una interesante prueba a sus alumnos. Tras entregarles una copia del testamento del Führer sin firma alguna, les pidió que imaginasen al autor. Amparada en el anonimato, la personalidad de Hitler fue calificada de profundamente honesta, sensible e incluso admirable. Esta paradoja quizás explique por qué Hitler llegó a ser un líder querido e indiscutido para muchos que no reconocieron sus horribles actos hasta que fue demasiado tarde, pues no hay duda de que en su complejo carácter no faltaba una innata capacidad para atraer a las masas y un considerable poder de sugestión. En la imagen, Hitler con el otro gran líder fascista europeo, Benito Mussolini.