Adolf Hitler

En el convulso período de entreguerras, Hitler aprovechó la inestabilidad política y social, la debilidad de las instituciones democráticas y el descontento generalizado tras la crisis económica de 1929 para acceder al poder. Gracias a un discurso nacionalista y a una política populista logró granjearse el apoyo de una buena parte del pueblo alemán. Sin embargo, el autoritarismo con que dirigió los asuntos interiores y sobre todo el belicismo que caracterizó su política exterior no tardaron en enfrentarlo a los gobiernos de otros países: la invasión de Polonia, emprendida por el ejército alemán el 1 de septiembre de 1939, desencadenó la Segunda Guerra Mundial, la primera conflagración bélica a escala verdaderamente planetaria. El siguiente vídeo muestra el desarrollo de la Segunda Guerra Mundial.

El segundo vídeo relata el ascenso al poder de Hitler y la derrota de Alemania en la Segunda Guerra Mundial, fracaso que lo llevó al suicidio.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies Entendido Más información