Fernando Botero

De formación autodidacta pero abierto a las más variadas influencias (desde el arte precolombino hasta la vanguardia europea), el pintor colombiano Fernando Botero desarrolló a partir de 1956 una personal línea expresiva basada en la deformación de volúmenes y proporciones, cuyo efecto unas veces ingenuo o irónico y otras profundamente crítico sería una de las constantes más claramente identificables de su obra. A partir de 1976 intensificó su dedicación a la escultura, a la que llevó su particular estética, y produjo multitud de obras que hoy pueden contemplarse en las calles y museos de las principales ciudades del mundo. La siguiente serie de fotografías ilustra algunos aspectos de su trayectoria vital y artística. Haz clic en las miniaturas para ampliarlas.

Clic para ampliar
Los inicios
Clic para ampliar
Formación y búsqueda
Clic para ampliar
La familia presidencial
Clic para ampliar
La Mona Lisa
Clic para ampliar
La escultura
Clic para ampliar
Artista comprometido
Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies Entendido Más información