Fernando Botero

 
La familia presidencial. Cuando volvió a su país repitió sus éxitos en las exposiciones: en 1957 consiguió el segundo premio en pintura del X Salón de Artistas Colombianos con su óleo Contrapunto; en 1958, el primer premio en el XI Salón Nacional con el óleo La Camera degli Sposi. En 1956 se había iniciado, a raíz de una pincelada casual en su cuadro Naturaleza muerta con mandolina, su tendencia al engrosamiento de los volúmenes. En la imagen, La familia presidencial (1967), una de sus obras más celebradas.

Al navegar por este sitio, aceptas el uso de cookies Entendido Más información