Karl Haushofer

(Karl Ernst Haushofer; Munich, 1869 - Paehl, Baviera, 1946) Militar alemán. Durante su estancia como oficial de la Armada en Japón (entre 1908 y 1910), tuvo ocasión de observar las posibilidades de expansión alemanas en Asia. Muchos de sus libros, incluyendo su estudio más ambicioso de geografía política, Geopolítica del océano Pacífico (1924), versan sobre el papel político de Japón durante el siglo XX y la geografía sociopolítica de este país.

Retirado de la Armada en 1919 con el rango de general mayor, fue junto con Rudolf Hess uno de los fundadores del Partido Nacionalsocialista, al que se unirían luego Adolf Hitler y Joseph Goebbels. En 1924 fundó y fue el editor y principal colaborador del Diario de Geopolítica; dirigió, asimismo, el Institut für Geopolitik (Instituto de Geopolítica) de la Universidad de Munich.

Aunque su participación en el partido fue escasa, la influencia de Haushofer en los círculos militares nazis fue considerable. Como seguidor de las teorías de sir Halford J. Mackinder, dio mucha importancia a la necesidad que Alemania tenía de unir sus fuerzas con Rusia, política que se llevó a la práctica con la firma del acuerdo de no agresión entre la Unión Soviética y la Alemania nazi (pacto Ribentropp-Molotov); sin embargo, esta política se fue al traste con el ataque alemán a la Unión Soviética en 1941.

Haushofer ha pasado a la historia como el defensor de los principios geopolíticos del proyecto nazi para conquistar el mundo, aplicados durante la Segunda Guerra Mundial; no obstante, el hecho de que contrajera matrimonio con una mujer de origen judío fue, sin lugar a dudas, la causa que hizo que muchas de sus ideas se desestimaran, además de ocasionarle no pocos problemas con la Gestapo.

En 1945, su hijo Albrecht, profesor de geopolítica de la Universidad de Berlín y activista en la clandestinidad contra Hitler, fue ejecutado por la Gestapo. Tras la derrota alemana, Haushofer fue investigado para esclarecer si había cometido crímenes de guerra en el célebre Tribunal de Nuremberg. Pese a ser absueltos, Haushofer y su esposa se suicidaron al poco de ser puestos en libertad.